PIDE UNA CITA

CONTACTO

Preguntas Frecuentes

La edad es sin duda un factor vital para que un embarazo se lleve con éxito, después de los 35 años la posibilidad de concepción decae considerablemente, sin embargo, con el tratamiento adecuado es posible lograrlo, pero hay que tener en cuenta que mientras más edad se tenga el porcentaje de éxito disminuye.

La clamidia y la gonorrea no tratadas adecuadamente son las principales enfermedades que afectan tanto a hombres como mujeres, sin embargo, hay algunas variantes de VPH que pueden provocar cáncer y afectar la fertilidad

No sé puede definir un costo antes de la valoración de un especialista, es posible que con una estimulación sencilla y seguimiento oportuno consigas un parto exitoso o debas someterte a algún tratamiento más complejo junto con medicación lo que aumentaría los costos.

De acuerdo con una investigación de Ipsos Healthcare en México el 17% de las parejas tienen problemas de infertilidad y son pocos los que buscan ayuda.

Esta respuesta únicamente puede determinarla el médico de acuerdo a los estudios médicos que realice.

Si tienes más de un año intentado embarazarte o 6 meses si eres mayor de 35 años y no lo has conseguido o has tenido abortos recurrentes es importante que acudas de manera inmediata a revisar la causa pues recibiendo atención oportuna las posibilidades de lograr concebir aumentan.

En nuestra clínica contamos con coito programado inseminación intrauterina, fertilización in vitro, mini FIV, inyección intracitoplasmática, eclosión asistida, DGP p PGS, donación de óvulos, criopreservación, inseminación artificial con semen donante, vitrificación de óvulos, transferencia embrionaria o blastocitos, doble donación e incubador de embriones, es preciso acudir con el médico para saber cuál es el que puede ayudarte a llevar tu embarazo a fin con éxito. (cada uno con liga a la explicación de los tratamientos).

Cada caso es distinto, sin embargo, existen múltiples tratamientos para cada pareja; lo más importante es acercarse con profesionales que puedan determinar cuál es el procedimiento que más se adecúa a tus necesidades.

Algunas ETS no tratadas correctamente pueden generarla, falta de ovulación u óvulos de mala calidad, bloqueo en trompas de Falopio, endometriosis, problemas uterinos, ausencia o bajo recuento de espermatozoides en el semen, espermatozoides con deformaciones o alteraciones en la movilidad.

No hay una forma segura de determinar si existen problemas de este tipo más que con estudios médicos, sin embargo, hay algunos síntomas que debes tomar en cuenta y que hacen que seas más propensa a padecerla como problemas alimenticios (obesidad o delgadez extrema), sangrado y dolor excesivo durante la menstruación que podrían indicar endometriosis, periodos irregulares o poco frecuentes sugieren alteraciones en la ovulación, acné o vello excesivo podrían advertir trastornos hormonales.