PIDE UNA CITA

CONTACTO

El primer paso de la vitrificación de óvulos consiste en la estimulación ovárica para que se produzcan una mayor cantidad de ovocitos maduros. Estos deben ser extraídos mediante una punción, una vez que estos se encuentran en el laboratorio son protegidos contra las bajas temperaturas a las que se verán expuestos con distintas sustancias llamados crioprotectores para evitar que la membrana celular pueda romperse, es por eso que la vitrificación de los gametos femeninos se realiza de manera rápida para evitar la formación de hielo y son preservados en nitrógeno líquido durante el tiempo que se requiera. La cantidad de ovocitos a congelar dependerá de la respuesta ovárica a la estimulación de cada mujer, de los óvulos preservados se estima que es cerca de un 80% el que puede utilizarse para un tratamiento de fertilidad. Para lograr un embarazo con óvulos preservados es necesario la utilización la Fertilización In VitroICSI o PICSI.