PIDE UNA CITA

CONTACTO

La congelación de semen consiste en un primer momento en recolectar la eyaculación fresca del varón, esta es almacenada en pequeños tubos, con ayuda de crioprotectores se previene el daño celular y se procede a la congelación y preservación de la muestra en nitrógeno líquido a una temperatura aproximada de -196 C°. La calidad de la muestra se disminuye en un porcentaje muy bajo a la hora de congelación y descongelación, durante el almacenamiento se mantiene intacta, por lo que las posibilidades de utilizar el semen y tener un tratamiento de reproducción asistida exitoso son muy altas, de hecho, la inseminación intrauterina con semen donante o la Fertilización In Vitro tradicional o ICSI con esperma donado tienen tasas de éxito excelentes.