PIDE UNA CITA

CONTACTO

Vida Privada: La producción de Netflix que aborda la infertilidad

Vida Privada: La producción de Netflix que aborda la infertilidad

Aunque la vida moderna parece plantearnos que el futuro son las parejas sin hijos por un tema de sustentabilidad y ecología, sería una mentira pensar que ser intelectuales y bohemios nos borra el deseo de dejar un legado de nosotros en el mundo por medio de los hijos. La directora del film, Tamara Jenkins, vivió en carne propia el proceso de la infertilidad, quizá, esta es la razón por la que logra retratar con tanta crudeza y sin filtros la complejidad que significa la búsqueda de un embarazo en una pareja que pasa los 40 años y que parece tenerlo todo, menos lo que siempre soñaron, un hijo. 

Durante la película nada se exagera, la cinta se compone principalmente de momentos cotidianos, que para quien no esté inmerso en el tema pueden parecer repetitivos, pero aquellos que conocen y han vivido estos dolorosos procesos podrán sentir aquellas miradas acusadoras y la gran culpa con la que vive una pareja, aunque ante todos finjan no tenerla y tomarlo con calma, restándole importancia cuando hablan de ella, pero que se ha convertido en lo que muchos llamarían una obsesión.  

Se reconocen, se miran, se saben en la misma condición pero se ignoran dentro de una sala de espera. ¿Un contrato para tener un bebé? Hormonas, batas, muestras de semen y películas porno en una clínica blanca y fría son escenas rutinarias para estas parejas que, ante los señalamientos constantemente buscan justificaciones ante conocidos y  extraños.

Hay diagnósticos que uno no quiere escuchar, la infertilidad es uno de esos temas que nadie quiere hablar en una cena familiar, por qué además, al nombrarlas las cosas se vuelven reales, pero el secreto no puede mantenerse por siempre, familia y amigos comienzan a preguntar y dar opiniones que no se requieren. En definitiva la cinta muestra a la infertilidad como lo que es, un padecimiento ignorado, minimizado e invisibilizado, pero que al final resuena entre cuchicheos y merma el corazón de quien lo vive. 

La película recurre a retratos familiares una y otra vez, las visitas al médico se convierten en parte de la rutina, aunque también muestra momentos íntimos y alegres, conforme el tiempo apremia, son menos. Si bien, hay una reflexión profunda sobre cómo una pareja en esta situación debe mantener el optimismo y ser paciente, también podemos observar la ruptura de una relación en la que su plan era formar una familia, como a pesar de los esfuerzo por mantenerse unidos, se va desmoronando, fracturando y borrando, toda la trama es un duelo y drama constante. 

¿Hasta dónde estamos dispuestos a llegar por conseguir ese sueño? Un filme crudo que te hará identificarte, que a través de un guión perfectamente planeado te erizará la piel sin necesidad de efectos especiales y que sin dudarlo debes ver. Si bien, es una película cuidada, que para determinadas opiniones puede parecer aburrida y larga, la directora consigue matizar con aspereza  y certeza la forma en que se vive la infertilidad en pareja. Vale la pena verla, trata un tema poco tocado de una manera tan franca, directa y realista. 

 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN DEL TEMA

Gracias por contactárnos. Pronto nos pondremos en contacto.

Notas Relacionadas