PIDE UNA CITA

CONTACTO

¿Puedo seleccionar el sexo de mi bebé?

¿Puedo seleccionar el sexo de mi bebé?

Seleccionar el sexo de mi bebé es un tema que debe ser tocado de manera muy cuidadosa y con diversas vertientes, en primer lugar, es necesario aclarar que este artículo tiene únicamente fines informativos y no pretendemos orientar la decisión ni motivar a los padres de familia a decantarse por alguna de las opciones. En PROCREA creemos en la equidad, igualdad y respeto de ambos sexos; es necesario hacer esta acotación debido a que hay muchos países en los que aún predomina la preferencia por el sexo masculino por motivos culturales o económicos, llevando a cabo diversas prácticas que nos hacen replantearnos la ética médica respecto a este tema. 

 

Dejando de lado estas reflexiones, es necesario reconocer que hay muchas parejas que por deseos personales buscan tener un bebé de determinado sexo, si bien, durante los tratamientos de reproducción asistida este factor no es un indicador que se tome en cuenta a la hora de elegir los embriones que serán transferidos al útero materno, si es posible conocer el sexo del embrión desde los primeros días de vida. 

 

La preferencia 

 

Para conocer el sexo de un embrión antes de que sea implantado se debe recurrir a una técnica hecha mediante una biopsia, es decir, es necesario recurrir a un tratamiento de fertilización in vitro para poder acceder a esta información. 

 

Las técnicas modernas de laboratorio nos permiten conocer el sexo del embrión previo a transferirlo a la paciente. Una vez realizados los procesos normales de estimulación, obtención de ovocitos y fertilización, se dejan crecer los embriones hasta la etapa de blastocisto, una vez que se alcanza este momento, se realiza una toma de biopsia del tejido que dará origen a la placenta, llamado trofectodermo. 

 

Este tejido tomado mediante la biopsia presenta una genética idéntica al embrión, por lo que nos permite analizar los cromosomas que el embrión posee, obteniendo además información sobre el género. Esta técnica se conoce como PGT-A y es 99% segura, además, nos permite descartar enfermedades genéticas, principalmente alteraciones en el número de los cromosomas. Una vez conocido el sexo de los embriones disponibles, y corroborando que su número de cromosomas total es correcto, se procede a la transferencia embrionaria.

 

Existen varias indicaciones para seleccionar el sexo de mi bebé, la mayoría de las ocasiones se realiza por decisión de los padres para balanceo familiar, sin embargo, existen condiciones genéticas que se transmiten en alguno de los cromosomas sexuales; transferir embriones del género que no porta la alteración, no asegura un bebé sano. La técnica no tiene ninguna complicación sobre la paciente, y nos permite además subir la tasa de embarazo debido a que estamos transfiriendo embriones sanos. 

 

¿Elección de sexo en un tratamiento FIV?

 

Si bien, padres que se están sometiendo a estos tratamientos de reproducción asistida podrían decantarse o tener preferencia por algún sexo en específico esto no es una prioridad, de hecho es un factor que no es tomado en cuenta a la hora de elegir un embrión para transferir. Lo que se busca en estos ciclos es comprobar que se trata del mejor ejemplar para que de él pueda nacer un bebé sano. Si tienes un problema de infertilidad o deseas tener una FIV para elegir el sexo de tu bebé es necesario que hablar con un profesional, agenda una consulta para que puedas resolver todas tus dudas sobre la posibilidad de seleccionar el sexo de mi bebé y otros temas. 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN DEL TEMA

Gracias por contactárnos. Pronto nos pondremos en contacto.

Notas Relacionadas