PIDE UNA CITA

CONTACTO

PGT-M o PGT-A: Estudios genéticos del embrión

PGT-M o PGT-A: Estudios genéticos del embrión

En los tratamientos de reproducción asistida muchas veces se recurre a estudios genéticos del embrión con el objetivo de tener mayor probabilidad de conseguir el embarazo, estos análisis buscan descartar defectos genéticos antes de realizar la transferencia embrionaria.

PGT-M

En PROCREA contamos con dos tipos de análisis para el embrión, con una muestra de la misma biopsia es posible realizar ambos, el primero es el PGT-M (Test Genético Preimplantacional de Anomalías Monogenéticas), detecta enfermedades como la fibrosis quística, distrofia muscular, enfermedad de Huntington, síndrome de X frágil, entre otras y está recomendada para personas que presentan alto riesgo personal y familiar de enfermedades monogenéticas, es decir que la mutación se da únicamente en un solo un gen.

 

PGT-A

El otro estudio es el PGT-A (Test Genético Preimplantacional Aneuploidías) y se encarga de detectar enfermedades como el síndrome de Down, distrofia muscular de Duchenne o síndrome de Turner, haciendo un recuento cromosómico para hallar anomalías que generan estas enfermedades. Las aneuploidías se relacionan con abortos en el primer trimestre del embarazo o fallo de implantación por lo que es un estudio que se recomienda a parejas en primer lugar con tratamientos anteriores de FIV fallidos, mala calidad de los ovocitos o edad avanzada.

 

¿Cuál es el procedimiento?

Una vez que la fecundación del embrión tiene un desarrollo de cinco días, es decir, posee ya varias células, se extraen de 3 a 5 células por medio de una biopsia. La célula es procesada y sometida al estudio genético, y la técnica actualmente usada es NGS (Next Gene Sequencing) para poder visualizar la secuencia del ADN e identificar cualquier posible alteración en los cromosomas.  El embrión puede continuar su maduración sin ningún riesgo para posteriormente ser transferido.

 

Ventajas de los estudios genéticos

Ayuda a seleccionar un embrión más apto, es decir, detecta aquello que puedan terminar en abortos temprano y descarta las posibilidades de que el infante nazca con algún síndrome o enfermedad relacionada con los genes. Por otro lado, se podría pensar que implica un gasto pero es más una inversión ya que evita tener que realizar un nuevo procedimiento de FIV y disminuye el impacto psicológico y físico de la madre en el caso, por ejemplo, de la transferencia de más de un embrión.

 

Un bebé sano

Cuando se busca un embarazo por medio de un tratamiento de reproducción asistida es con el fin de alumbrar un recién nacido sano, estos estudios reducen indudablemente el riesgo de un bebé con problemas genéticos, habla con tu médico y conoce más a fondo todos los beneficios que tienen estos estudios. En PROCREA te ofrecemos este servicio, agenda tu cita con nuestros expertos y consigue la familia con la que sueñas.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN DEL TEMA

Gracias por contactárnos. Pronto nos pondremos en contacto.

Notas Relacionadas