PIDE UNA CITA

CONTACTO

Gametogénesis: El origen de los óvulos y espermatozoides

Gametogénesis: El origen de los óvulos y espermatozoides

Cuando hablamos de gametogénesis nos referimos específicamente a la formación de gametos sexuales, los óvulos por su parte se forman en el ovario y los espermatozoides en los testículos. El proceso de maduración de ambas células sexuales ocurre debido a las divisiones celulares dando lugar a la distribución correcta de los cromosomas.

Para la formación de un ser humano se requieren de millones de células, cada una tiene diferentes funciones según el órgano al que pertenezcan, de una célula madre se obtienen dos hijas con información genética idéntica, excepto con las células sexuales, en donde únicamente se presenta la mitad, se requiere de óvulo y espermatozoide para complementarse y dar origen a un nuevo ser. 

 

Ovogénesis

En un primer momento, es necesario reconocer que cada célula sexual cuenta con sus diferencias para alcanzar la madurez necesaria que da origen a la reproducción sexual. La ovogénesis es un proceso que inicia desde la formación del embrión femenino, las células se multiplican resultando en millares de ovogonias, que previo al nacimiento se convierten en ovocitos primarios. Cuanto estos ovocitos primarios alcanzan la madurez se dividen por medio de la meiosis hasta dar origen a óvulos maduros que serán liberados en los periodos menstruales. 

 

Espermatogénesis 

De igual forma que en las mujeres, la formación de espermatozoides comienza durante el desarrollo embrionario dando lugar a células llamadas espermatogonias que se depositan posteriormente en lo que serán los testículos, en la pubertad estos se transforman en espermatocitos de primer orden, la división celular dará origen a lo que conocemos como espermatozoides maduros aptos para la fecundación.  

 

Gametogénesis y reproducción asistida

Cuando estas dos células se unen, se complementan, cada una aporta 23 pares de cromosomas, el proceso de formación de estos gametos es muy importante a la hora de la reproducción, una mala división celular suele tener repercusiones en el embrión generado a partir de esta unión. Este tipo de embriones se les conoce como aneuploides, es decir, que tienen cromosomas de más, generalmente suelen terminar en aborto o dan origen a un bebé con algún tipo de síndrome o anomalía dependiendo del cromosoma que se vea afectado. 

Conforme la edad de hombres y mujeres avanza, la probabilidad de que la división celular no se lleve a cabo correctamente aumenta, por eso la necesidad de recurrir a métodos de análisis genéticos previo a la transferencia embrionaria. En los procesos de reproducción asistida se requiere la realización de análisis que corroboren que la unión de estas células fue correcta y están dando origen a un embrión sano, se trata de análisis tales como el PGT-A, PGT-M o EMBRACE, para el caso de los primeros dos se hace una biopsia directa al embrión, para el último se estudia el medio de cultivo embrionario que de igual forma contiene la información necesaria, este tipo de pruebas descartan enfermedades tales como fibrosis quística, enfermedad de Huntington, hemofilia, síndrome de Down o Turner, entre otras, en PROCREA realizamos estos test genéticos con nuestro aliado comercial Igenomix.

QUIERO MÁS INFORMACIÓN DEL TEMA

Gracias por contactárnos. Pronto nos pondremos en contacto.

Notas Relacionadas