PIDE UNA CITA

CONTACTO

¿Existen otros tratamientos alternativos a la Fertilización In Vitro?

¿Existen otros tratamientos alternativos a la Fertilización In Vitro?

Cuando se habla acerca de tratamientos de reproducción asistida, es común pensar en la FIV, sin embargo, existen otros tratamientos alternativos a la Fertilización In Vitro que también puede resultar muy exitosos a la hora de lograr un embarazo, esto dependerá de la causa de infertilidad por la que pasas. 

 

Mini FIV

Se llama de esta forma debido a que el procedimiento a seguir es el mismo que en un FIV tradicional con la diferencia de que la administración de medicamento hormonal para la estimulación ovárica es en dosis menores, por tanto, los óvulos maduros que se obtienen también resultan en un número menor. Se recomienda usar a pacientes que tienen baja reserva ovárica ya que en estos casos no importa la cantidad de medicamento que se use, los óvulos que pueden obtenerse son pocos, de igual forma es preferido por parejas que desean un tratamiento menos agresivo que el FIV tradicional. La ventaja que ofrece este tratamiento es que la administración de estimulación hormonal es menor, así como los óvulos a fertilizar, por tanto, el precio tiene una disminución. 

 

Inseminación Intrauterina

Este tratamiento se utiliza principalmente para problemas leves de infertilidad, para acceder a él primero es necesario corroborar que el útero tiene las condiciones necesarias, se cuenta con una reserva ovárica aceptable y que las trompas de Falopio estén sanas, no presenten ninguna obstrucción para que la fertilización del óvulo pueda darse correctamente. Se sugiere también su uso cuando el problema de fertilidad tiene una causa masculina como puede ser la presencia de pocos espermas o con problemas de forma o movilidad, en esos casos se debe realizar un lavado de semen anticipadamente para que a la hora de realizar la inseminación se trabaje con ejemplares sanos. Este tratamiento también es muy solicitado por mujeres sin pareja que desean ser madres solteras, se hace por medio de la donación de un banco de semen. El procedimiento de este tratamiento es muy sencillo, la paciente se somete a estimulación y el semen previamente lavado es introducido a la cavidad uterina en el momento de la ovulación en búsqueda del embarazo. 

 

Ovodonación 

En este tratamiento se recurre al procedimiento de FIV, es utilizado en mujeres que no tienen óvulos disponibles, que no cuentan con la calidad necesaria en sus ovocitos o bien que se han sometido a FIV anteriores y resultaron fallidas, el óvulo puede provenir de un banco o de un donador conocido. En ambos casos las donantes deberán ser mujeres jóvenes que son evaluadas con extensivos exámenes para corroborar que gozan de salud física y mental de excelencia. Después de este procedimiento de rutina se procede a la estimulación ovárica y a la extracción, en el caso de las donantes para banco de óvulos estos son criopreservados para ser utilizados en el momento que se requiera, en el caso de la donante conocida los óvulos pueden ser o no congelados a consideración del médico o a decisión del paciente para ser utilizados en caso de que el tratamiento falle, sin embargo,  es el tratamiento con mayor tasa de embarazo debido a la calidad de los óvulos. Los óvulos pueden ser fertilizados con el semen de la pareja o con semen de donante hasta que maduren en un embrión. Una vez que se ha preparado al endometrio uno o dos embriones son transferidos al útero, días después se realiza prueba de embarazo.

 

Coito Programado

Es el más sencillo de nuestros tratamientos, se utiliza por poco tiempo, consiste en verificar el ciclo de la mujer para determinar días más probables de conseguir el embarazo, puede existir estimulación con hormonas o hacerlo sin esto. Se recomienda en casos en los que no hay problema de fertilidad aparente y sólo por algunos meses, si pasado 4 o 5 meses no hay embarazo se debe evaluar la posibilidad de recurrir a otra opción. 

 

¿Qué tratamiento es adecuado para mí? 

Esto depende principalmente de tu edad, aunque hay otros factores como la reserva ovárica, la obesidad, problemas con tiroides, diabetes u otros, la edad es el factor que determina en gran medida las posibilidades de un embarazo. Sin embargo, para conocer la causa específica de infertilidad se requiere de una consulta de valoración, un experto en fertilidad es la única persona calificada para diagnosticarte y para recomendar un tratamiento. Recuerda que todos los tratamientos de fertilidad requieren ayuda multidisciplinaria, asegúrate que el centro médico al que acudas pueda tratar el factor psicológico, alimenticio o andrológico, es decir, que sea un tratamiento integral. Así que si buscas tratamientos alternativos a la Fertilización In Vitro en PROCREA podemos ayudarte, tenemos todas las herramientas necesarias para dar solución a tu problema de fertilidad, acércate.  

 

QUIERO MÁS INFORMACIÓN DEL TEMA

Gracias por contactárnos. Pronto nos pondremos en contacto.

Notas Relacionadas