PIDE UNA CITA

CONTACTO

Para la formación y crecimiento de un bebé el consumo de calcio en el embarazo es fundamental, el feto requiere de este mineral para formar sus huesos, generalmente tomado de la masa ósea durante el embarazo, después del periodo. El corazón, los músculos y los nervios también requieren del nutrimento.  De acuerdo con la OMS se recomienda el consumo de 1200 mg/día para evitar los defectos congénitos en el embarazo. 

¿Cómo lo obtengo?

Es posible obtenerlo en suplemento o por medio de los alimentos, lo más importante es que agendes una cita con un médico para que te mencione si cumples con los requerimientos nutricionales o debes ingerir un suplemento. Las mujeres embarazadas con deficiencia de calcio tienen gran riesgo de desarrollar preeclampsia, que es la presión alta durante esta etapa. Asolearse nos da vitamina D, que es la que ayuda a metabolizar el calcio.

 

El calcio en los alimentos

Normalmente cuando se habla de calcio se asocia con la leche y sus derivados como yogurt, cremas, natas o quesos, sin embargo, existen semillas, pescados y grasas que también lo contienen. Así que, hay otras formas de consumir calcio si estás evitando los lácteos por intolerancia o por cualquier otra razón, exísten leches descremadas que también contienen calcio. Dentro de los pescados podemos encontrar la sardina, anchoas, semillas como la almendra, la avellana o la nuez la contienen. Los huevos, soya, mantequilla, canela, laurel, además de muchas hortalizas de hoja verde como la espinaca o el brócoli contienen calcio. 

Es importante acudir con un médico, pues mantener un peso adecuado durante el embarazo es esencial, está directamente relacionado con la presión alta y la diabetes en esta etapa, ambas situaciones pueden agravar las complicaciones. Infórmate y acude con un especialista, tu salud y la de tu bebé son lo más importante. 

 

 

¿Qué pasa si hay una deficiencia?

Si durante la gestación hay una deficiencia de calcio en el embarazo, el feto lo obtendrá de los huesos y dientes de la madre, principalmente en el último trimestre y en la lactancia su consumo debe aumentar pues el desgaste óseo puede derivar en osteoporosis o en la pérdida de dientes. Sin embargo, el consumo de calcio durante el embarazo debe ser siempre supervisado ya que inhibe la absorción de hierro y ácido fólico. 

 

El mejor asesoramiento 

En PROCREA somos un centro que contempla la atención integral de las mujeres por eso contamos con una especialista en nutrición durante el embarazo, si estás con planes de embarazo o ya lo has conseguido es vital que te acerques para una consulta, conocer tus valores nutricionales es fundamental para evitar cualquier complicación, en una consulta podrás resolver todas tus dudas sobre la importancia del calcio en el embarazo